Acepto cookies de este sitio

Usamos cookies para que nos ayuden a mejorar este sitio web. Para saber más sobre los cookies que usamos, consultar nuestra Política de Cookies. Si usted continúa sin cambiar su configuración de cookies, usted consiente esta utilización pero si así lo desea, usted puede acceder a nuestra Política de Cookies para hallar información sobre como eliminar los cookies cambiando su configuración.

Equipamiento, entorno y plan de emergencia

Antes de jugar al Rugby se deben hacer algunos controles para garantizar que todo el equipamiento y el entorno estén preparados para el Rugby. También es importante desarrollar un plan de emergencia para garantizar que en caso de ocurrir un incidente todos los involucrados estén al tanto de sus roles y responsabilidades y por lo tanto el incidente sea manejado de manera eficaz.

Equipamiento personal del jugador

Los jugadores pueden ayudarse a sí mismos y potencialmente impedir lesiones a ellos mismos y a otros jugadores asegurándose usar el equipamiento adecuado.

Protectores bucales

Se recomienda enfáticamente que todos los jugadores utilicen protectores bucales adaptados a su medida durante las sesiones de práctica y los partidos. Un buen protector bucal permite resguardar los dientes y los tejidos blandos alrededor de los mismos y puede evitar una fractura de mandíbula. En Nueva Zelanda desde que se estableció la obligatoriedad de los protectores bucales en 1997 las demandas en el Rugby relacionadas con la dentadura se redujeron en un 47%. Los protectores bucales hechos con un molde dental, en general, proporcionan la mejor protección.

Hay dos consideraciones importantes respecto de los protectores bucales: como calzan, de modo que sean fácilmente retenidos y distribuyan las fuerzas correctamente y su capacidad para absorber energía (material y espesor).

Calzado

El calzado de los jugadores debe estar en buenas condiciones y ser adecuado para la superficie de juego. Los tapones de la suela deben ser apropiados para las condiciones existentes y deben cumplir las especificaciones de World Rugby (Regulación 12) que dispone que no deben tener más de 21mm de largo ni poseer bordes con rebabas o filosos.

Gorra de scrum y cascos

El casco bien colocado puede evitar lesiones en los tejidos blandos de la cabeza y las orejas. No existen evidencias de que el casco brinde protección contra la conmoción cerebral. El casco debe cumplir las especificaciones de World Rugby.

Los cascos no son recomendables para todos los jugadores ya que hay algunas evidencias de que pueden alentar una conducta proclive a asumir riesgos. La manera más importante de impedir lesiones en la cabeza es asegurar que los jugadores usen buenas técnicas en el tackle y otras fases del contacto.

Equipamiento acolchado

Las investigaciones demuestran que el equipamiento acolchado puede ayudar a reducir lesiones menores como moretones, cortes y raspaduras. No sirve como protección contra grandes lesiones y no debe usarse para que un jugador lesionado vuelva a jugar antes de estar plenamente recuperado. En todos los partidos los protectores acolchados deben estar de acuerdo con las Leyes del Juego y las Regulaciones de World Rugby y haber sido aprobados. Toda la vestimenta aprobada por World Rugby debe llevar a la vista el logo que se muestra abajo.



El control de seguridad antes del partido por parte de los oficiales del partido permitirá determinar los elementos potencialmente peligrosos tales como anillos o elementos de la vestimenta que no cumplan con las especificaciones de World Rugby.


Más información sobre las disposiciones relacionadas con la vestimenta de los jugadores en la Regulación 12 de World Rugby en playerwelfare.worldrugby.org/reg12